lunes, 22 de enero de 2018

Pollo al ajillo con champiñones




El pollo, nos proporciona una carne sana, poco calórica y de sabor y textura suaves.
Es muy apto para complementar su suave sabor guisándolo acompañado de otros ingredientes.
Esta vez, lo hacemos con ajos y champiñones al guisarlo y finalizamos el plato incorporando unas patatas horneadas con su piel, lo que aporta un sabor diferente y sin grasa.


RECETAS SIMILARES: POLLO EN SALSA DE CHAMPIÑONES.
FUENTE: Bruno Oteiza






INGREDIENTES 

  • Pollo (deshuesado y sin piel)
  • Ocho dientes de ajo.
  • Champiñones  (250g.)
  • Un pimiento verde.
  • Dos patatas grandes.
  • Una cebolla.
  • Romero.
  • Perejil.
  • Guindilla o Tabasco.
  • Harina.
  • Vino blanco.
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • Sal y pimienta. 

PREPARACIÓN (Mise en Place)
  • Limpiar de grasa el pollo, trocearlo si fuera muy grande y salpimentarlo. Para ésta receta, hemos empleado escalopes.
  • Pelar y picar la cebolla. Pelar los ajos y laminarlos. Limpiar de semillas los pimientos y cortarlos en tiras. Trocear el champiñón.
  • Lavar bien las patatas y cortarlas en dados con piel.
  • Precalentar el horno a 180º C.

ELABORACIÓN 

  • Cubrir una bandeja de horno con papel sulfurizado. Colocar en ella las patatas, salpimentarlas distribuir romero y perejil picado sobre ellas y rociarlas ligeramente con  aceite. Pasar al horno hasta que estén doradas.
  • En la cazuela que vayamos a utilizar, poner tres cucharadas de aceite y dorar el pollo. Cuando comience a colorearse, añadir el ajo laminado. Cocinar unos minutos más y reservar.
  • Colocar los champiñones y saltearlos en la misma cazuela. Reservar.
  • Añadir ahora la cebolla y el pimiento. Dejar que se pochen tapados y a fuego bajo.
  • Cuando esté pochado, añadir una guindilla o unas gotas de Tabasco, una cucharada de harina y rehogar para que no se queme.
  • Incorporar el pollo y los champiñones reservados, dos vaso de vino blanco (si fuera necesario agua) y dejar cocinando a fuego suave hasta que el pollo esté tierno.
  • Pasar las patatas al guiso y mezclar suavemente.