jueves, 18 de enero de 2018

Puré de calabaza y boniato con mejillones



Me llamó poderosamente la atención la mezcla de ingredientes al leer la receta. La curiosidad por descubrir el resultado, me llevó a incluirla entre las pendientes.
Ahora encontré el momento y la sorpresa ha sido encontrar unos sabores exóticos que los comensales no sabían definir y daban diversas posibilidades de ingredientes.
Es un plato apto para una comida de amigos con comienzo divertido. Aunque no sea muy apto para paladares clásicos.

RECETAS SIMILARES: CREMA DE GAMBAS Y CALABACÍN.
FUENTE: Cuisine (JdF)





INGREDIENTES

  • Un Kg. de mejillones.
  • 400 g. de calabaza.
  • 400 g. de boniato.
  • Una chalota.
  • Una rama de tomillo.
  • Jengibre fresco.
  • Curry.
  • 200 ml de leche evaporada.
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • Pimienta.

PREPARACIÓN 
  • Limpiar los mejillones de adherencias y barbas.
  • Pelar y picar la chalota.
  • Pelar la calabaza y el boniato y cortarlo en dados.
  • Cortar dos o tres láminas finas de jengibre.

ELABORACIÓN
  • Calentar dos cucharadas de aceite en una cazuela. Poner a pochar la chalota. Cuando comience a transparentar añadir los mejillones, un golpe de pimienta y la rama de tomillo. Subir el fuego, tapar y cocer los mejillones hasta que se abran (aproximadamente cinco minutos). Retirar del fuego y pasar los mejillones a un bol reservando el caldo de cocción.
  • En la misma cazuela y en el jugo de cocer los mejillones, cocinar la calabaza y el boniato con una cucharadita de curry. Completar con agua hasta cubrir. Cocinar a fuego medio durante veinte minutos.
  • Mientras se cuece la calabaza, infusionar las laminas de jengibre en la leche evaporada en un cazo durante quince minutos a fuego suave.
  • Separar los mejillones de sus conchas reservando uno por comensal para la presentación final.
  • Pasar a un procesador de alimentos la calabaza y el boniato hervidos, los mejillones y la leche infusionada (desechar las láminas de jengibre). Triturar todo muy fino regulando lo espeso del puré con el líquido de cocción.
  • Probar el punto, pero no será necesario utilizar sal.