lunes, 29 de octubre de 2012

Cordero Marroquí con Cuscús



La prohibición por el Corán de comer carne de cerdo, hace que la gastronomía de los Islamistas (y los judíos), se basa fundamentalmente en el cordero, la vaca y el pollo.
Por otra parte, la afición a las especias de los países orientales, potencian los sabores de los productos que se cocinan.
En esta receta, vamos previamente a marinar la carne en jugo de naranja y especias.
Aunque hemos utilizado cuello de cordero, es más recomendable cocinar el producto con el resultado de deshuesar una paletilla en dados. 


INGREDIENTES


  • Una cucharadita de jengibre en polvo.
  • Una cucharadita de comino  molido.
  • Una cucharadita de pimentón picante.
  • Una rama de canela.
  • El zumo de tres naranjas
  • 750 gramos de cordero
  • 10 cebollitas francesas (chalotes)
  • Aceite de oliva.
  • Un diente de ajo.
  • Dos cucharadas de harina
  • Dos cucharadas de tomate frito.
  • Tres cucharadas de vino de Jerez.
  • 100 gramos de frutas (datiles, uvas pasas y orejones)
  • 200 gramos de garbanzos.
  • Caldo de cordero.
  • Aceite de oliva virgen.
ELABORACIÓN
  • Poner las especias y el zumo de naranja en un bol y marinar en ello el cordero durante al menos una hora. Si es por mas tiempo dejar en la nevera.
  • Calentar agua y verterla en un bol en que hayamos colocado las chalotas. Dejar dos minutos y pasar por el grifo con agua fría. Pelarlas y reservar.
  • Hacer un caldo de cordero con algunos huesos y retales que habremos pedido al carnicero.
  • Precalentar el horno a 180º C.
  • Poner dos cucharadas de aceite en una cazuela grande y dorar la carne que habremos escurrido de la marinada. Reservar.
  • En el mismo aceite (añadir si fuera necesario), dorar las cebollas. Cuando estén doradas, añadir el vino y desgrasar el fondo con una cuchara de madera. Cuando esté el fondo limpio, agregar la harina y el tomate y remover bien.
  • Cocinar durante un par de minutos e incorporar la carne distribuyéndola bien en la cazuela. agregar entonces caldo de cordero sin que quede excesivamente liquida la salsa. Dejar hervir unos veinte minutos a fuego suave. Probar el punto y salpimentar si es necesario.
  • Pasar a un recipiente apto para horno. Hornear durante quince minutos.
  • Servir acompañado de cuscús preparad según las instrucciones del envase  con caldo de cordero.