miércoles, 8 de febrero de 2012

Tiramisu de Fresón y Mascarpone


El Tiramisú , es un postre italiano con origen en el Veneto y relativamente moderno.
Se caracteriza por estar compuesto de varias capas solidas entre las que se interpone uno o varios tipos de crema. 
Como en el mercado es época de fresones y este año, son particularmente jugosos y sabrosos, los hemos utilizado para hacer una de las cremas.
También hemos cambiado el bizcocho o lengüetas (savoiardi) por una pasta de galletas y mantequilla. Para dar consistencia a la fresa, le hemos añadido gelatina. 

INGREDIENTES
  • 250 g. de fresón.
  • Cuatro cucharadas de azúcar.
  • Dos cucharadas de vinagre de vino.
  • Un sobre de gelatina de fresa en polvo.
  • 250 g. de galletas integrales.
  • 125 g. de mantequilla.
  • Una terrina de queso Mascarpone.
  • Tres cucharadas de crema de leche.
  • Una cucharadita de azúcar vainillada.
  • Dos cucharadas de cacao en polvo.
ELABORACIÓN
  • Lavar y trocear las fresas, colocarlas en un bol con el azúcar y el vinagre remover y dejar en la nevera macerando al menos seis horas.
  • Precalentar el horno a 180º C.
  • Hacer una pasta triturando las galletas  con la mantequilla  con una batidora o procesador de alimentos.
  • Poner en una bandeja de horno un papel de hornear y extender sobre el la pasta de galleta con el grosor que se desee (puede ser el de la galleta original). Intentar conseguir la forma y medidas del molde en que se vaya a confeccionar finalmente la receta. Hornear durante 10 minutos. Reservar.
  • Poner en el vaso de la batidora las fresas (con el liquido que hayan soltado) y batir hasta conseguir una textura de batido espeso. Reservar.
  • Calentar medio vaso de agua y cuando rompa a hervir, retirar del fuego y disolver los polvos de gelatina mezclando bien. Añadir otro medio vaso de agua y mover. Mezclarlo con el batido de fresa y reservar.
  • Preparar un molde (desmoldable), untar ligeramente las paredes y el fondo con mantequilla y colocar en el fondo una capa de la pasta de galleta horneada.
  • Extender sobre ella el batido de fresa y pasar a la nevera para que se endurezca un poco  (15/20  min).
  • Cubrir con una segunda capa de pasta de galletas.
  • Colocar en el vaso de la batidora el queso Mascarpone, la crema de leche y una cucharadita de azúcar vainillada. Batir hasta formar una crema y verterla en el molde con cuidado.
  • Pasar a la nevera hasta el momento de servir. Entonces, espolvorear con el cacao en polvo y desmoldar en un plato o fuente.
ATAJOS
  • Si no se encuentra Mascarpone, se puede hacer con Philadelphia u otra crema de queso, pero el precio no es diferencia, el sabor si.
  • El sistema de macerar las fresas en vinagre, se puede utilizar para tomar directamente así las fresas como postre, sin mas. La proporción azúcar/vinagre, es 2 a 1.