viernes, 2 de septiembre de 2011

Albóndigas en salsa.

Una receta tradicional, que gusta a todos y que tiene una infinidad de variaciones. Hemos ido a por la mas clásica.

INGREDIENTES
  • 1Kg de carne picada (ternera y cerdo en la proporción que elijamos).
  • 2 huevos.
  • 2 dientes de ajo.
  • Piñones.
  • pan duro o rallado.
  • perejil.
  • harina.
  • una cebolla.
  • vino blanco.
  • Tomate frito.
  • Sal y pimienta blanca.
  • Aceite de oliva.
ELABORACIÓN
  • En un bol, ponemos la carne picada junto con los ajos prensados, los huevos, los piñones y el perejil picado. Lo removemos todo con un tenedor (o con las manos). Añadimos sal y pimienta blanca. La consistencia, la conseguiremos con el pan duro (previamente remojado y escurrido antes de añadir) o el rallado. Debemos de conseguir un punto en que no se pegue a las manos (humedecidas). Si nos pasamos de pan, añadir mas huevo.
  • Dejamos la mezcla macerar en la nevera mínimo 3 horas (y mejor de un día para otro) cubierta con papel film.
  • Vamos formando las albóndigas con la mano o con dos cucharas, según la práctica de cada uno, las pasamos por harina y las colocamos en una bandeja.
  • Ponemos aceite en una sartén y calentamos sin que hierva. Vamos colocando las albóndigas y las freímos ligeramente (sellándolas) dándoles la vuelta para que se queden uniformes. Según vayan estando de nuestro agrado, las reservamos en un plato.
  • En la cazuela en que vayamos a cocinarlas, colocamos el aceite con el que habíamos sellado las albóndigas (si está muy sucio, lo pasamos por un colador o lo desechamos) y cuando esté caliente, ponemos la cebolla que pocharemos a fuego lento.
  • Cuando esté suficientemente hecha, añadimos medio vaso de vino blanco aumentando el fuego para que evapore el alcohol.
  • Incorporaremos entonces las albóndigas que teníamos reservadas, cubriendo todo con agua templada.
  • Dejamos cocinando a fuego lento durante 20 minutos. Comprobamos la consistencia de la salsa y, si fuera necesario, la engordamos con harina disuelta en un poco del caldo del guiso para que no se hagan grumos. Añadimos el tomate frito para dar color y revisamos de sazón, modificando si fuera necesario.
  • Dejamos diez minutos mas y apagamos.
ATAJOS
  • Acompañar preferentemente con arroz blanco (también con pasta).
  • En la mezcla, una mayor proporcion de ternera, la hace menos grasa.