jueves, 16 de junio de 2011

Chuletas de cordero a la marroqui con pure de garbanzos.

Esta receta, es de un restaurante de París (Il vino d'Enrico Bernardo). Il signore Bernardo, tiene el titulo de mejor sommelier del mundo en el año 2004 (con 27 años) y tuvo la ocurrencia de montar un restaurante en el que, en la carta, solo hay vinos y en función del que pidas, te sirven la comida que mejor marida. Si vas a París, no te lo pierdas, pero por lo menos entra en su página  "il vino d´'Enrico Bernardo".

Con un tratamiento muy sencillo, convierte unas sencillas chuletas de cordero en una evocación de Marruecos. Solo con el tratamiento de las especias.

INGREDIENTES
  • Chuletas de cordero (2 o 3 /persona)
  • Aceite de oliva.
  • Pimienta de Jamaica.
  • Canela molida
  • Pimienta blanca molida.
  • 3 o 4 zanahorias
Para el HUMUS (Puré de garbanzos)
  • 1 diente de ajo.
  • 1 taza de garbanzos hervidos.
  • 1/3 taza de agua tibia.
  • 1/2 cucharadita de comino molido.
  • 1 cucharada de aceite de oliva.
ELABORACIÓN
  • Precalentar el horno a 220º.
  • Preparar una mezcla de aceite de oliva,  con la pimienta de Jamaica, la canela, la pimienta y un pellizco de sal.
  • Lavar las zanahorias, pelarlas y cortar en cuatro a lo largo y transversalmente.
  • Colocarlas en una bandeja de horno forrada con papel de aluminio. Pincelarlas con la mezcla de especias.
  • Cuando el horno este caliente, introducir la bandeja a un tercio de la altura y programar 6 minutos.
  • Transcurrido el tiempo, sacar la bandeja, colocar la carne y pincelarla con la mezcla inicial. Hornear durante 10 minutos mas.
  • Mientras, poner en el vaso de la batidora un diente de ajo pelado y troceado, los garbanzos y el agua tibia. Procesar con la batidora haciendo una pasta. Agregar el comino, un poco de sal y el aceite poco a poco para que vaya ligando el puré. Así conseguimos el Humus o puré de garbanzos.
  • Presentar en una fuente la carne con las zanahorias y el aceite de hornear y a parte, el humus.
  • o bien emplatar con una cama de humus y sobre ello las chuletas y zanahorias regadas con un poco de aceite de hornear.
ATAJOS
  • El signore Bernardo, añade al humus una trufa negra. Lo que diga tu bolsillo.