viernes, 23 de marzo de 2018

Albóndigas de cordero con alcachofas e hinojo.




Inspirado en una publicación de la web de cocina americana Epicurious, que a su vez indica que es de inspiración de la cocina griega. De hecho, las albóndigas son de carne de cordero.
También se utiliza en la receta el hinojo, algo que es muy habitual en la Provenza francesa y que aquí no solemos utilizar por su malentendido excesivo sabor a anís. Hay que probar una ensalada de hinojo con granada para ver lo equivocados que estamos.


RECETAS SIMILARES: ALBÓNDIGAS A LA GRIEGA
FUENTE:  EPICURIOUS




INGREDIENTES

  • Una paletilla de cordero.
  • Un huevo.
  • Pan del día anterior.
  • Un puerro.
  • Una cebolla.
  • Un bulbo de hinojo.
  • Un tomate grande.
  • Cuatro alcachofas.
  • Caldo de verduras.
  • Un limón.
  • Orégano.
  • Eneldo.
  • Canela molida.
  • Salsa Perrins (Worcestershire).
  • Concentrado de tomate.
  • Harina de trigo integral.
  • Vino blanco.
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • Leche.
  • Sal y pimienta.

PREPARACIÓN
  • Pedimos al carnicero que nos deshuese y nos pique una paletilla de cordero. (de una paletilla de 750 g. (550 g netos) han salido 16 albóndigas grandes).
  • Mezclamos en un bol la carne picada, la clara de huevo, la miga de pan remojada en leche, el puerro picado muy fino, una cucharadita de eneldo, una cucharadita de orégano, media cucharadita de pimienta  y media de sal. Mezclamos bien y dejamos en la nevera al menos dos horas.
  • Pelamos y picamos la cebolla.
  • Pelamos el bulbo de hinojo, descartamos los extremos y picamos.
  • Troceamos el tomate.
  • Quitamos el tronco y las hojas duras de las alcachofas y las partimos en cuartos.
  • Preparamos un caldo de verduras, yo lo he hecho haciendo hervir lo desechado de las verduras utilizadas y posteriormente colado. Se puede utilizar concentrado.
  • Una vez transcurrido el tiempo de adobo de la carne, pasamos a formar las albóndigas formando bolas con las manos húmedas. Las vamos colocando en una bandeja cubierta con papel de cocina.
  • Una vez formadas todas, las espolvoreamos con harina.

ELABORACIÓN
  • Calentamos dos cucharadas de aceite y doramos las albóndigas por lotes y por toda su superficie. Reservamos.
  • En la misma olla, reponemos aceite y pochamos cebolla, hinojo, el tomate y las alcachofas durante 3 o 4 minutos.
  • Agregamos a la cazuela dos cazos del caldo de verdura, una cucharada de concentrado de tomate, el zumo del limón, un toque de canela, una pizca de sal y algo de pimienta. Damos una vuelta y dejamos que aumente la temperatura.
  • Cuando comience a barbotear, incorporamos un vaso de vino blanco y raspamos el fondo para eliminar adherencias. Dejamos que evapore el alcohol.
  • Añadimos a la cazuela las albóndigas reservadas con el jugo que hayan soltado en el plato.
  • Si fuera necesario, añadimos más caldo.
  • Tapamos la cazuela y dejamos cocinando a fuego bajo durante una hora.
  • Podemos completar el plato sirviendo como guarnición arroz blanco, pasta o patatas fritas.