sábado, 4 de febrero de 2017

Panecillos rellenos de espinacas y huevo.



Llega un momento en que no se nos ocurren nuevos platos, estamos aburridos de hacer siempre los mismos o nos enfrentamos al reto de hacerlos atractivos para comensales de corta edad.
Con la receta de hoy, reunimos sencillez y economía en su elaboración, un aspecto diferente y un plato completo y atractivo.

RECETAS SIMILARES: EMPANADILLAS VARIADAS.
FUENTE: Tía Alia Recetas

Receta elaborada por Manuela Albiñana




INGREDIENTES

  • Un bollo de pan por comensal.
  • 500 g. de espinacas.
  • Queso rallado (al gusto)
  • Un huevo por bollo.
  • Salsa bechamel (*)
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • Sal y pimienta.

ELABORACIÓN
  • Calentamos el horno a 180º C.
  • Cortamos a los bollos la parte superior y vaciamos su miga.
  • Cocemos las espinacas  en abundante agua salada durante diez minutos. Escurrimos y reservamos.
  • Preparamos una salsa bechamel como se indica abajo.
  • Cuando tengamos la bechamel, mezclamos en la sartén las espinacas reservadas y revolvemos.
  • Colocamos dentro de los bollos las espinacas con bechamel, encima ponemos queso rallado y cascamos el huevo encima.
  • Horneamos hasta que se doren y se cuaje el huevo.








(*) PARA HACER LA BECHAMEL

Tamizar 40 g. de harina de trigo. Calentar medio litro de leche. En el recipiente que vayamos a utilizar, derretir 40 g. de mantequilla a fuego lento.
Una vez la mantequilla derretida, incorpora la harina y tuéstala sin dejar de remover para que no se queme.
Cuando la leche comience a hervir, agrégala a la harina y retira la cazuela del fuego.
Mueve constantemente para que no se formen grumos.
Vuelve a poner a fuego (ahora medio-bajo) durante quince minutos.
Añade la sal y la nuez moscada.