sábado, 20 de agosto de 2016

Pollo al horno con limón y orégano



La carne de pollo, resulta agradable de comer para todo el mundo, es nutritiva, con poca grasa y además económica.
También es de uso generalizado en todas las cocinas del mundo y es por ello que hay multiples formas de cocinarla.


FUENTE: BonAppétit




INGREDIENTES

  • Piezas de pollo deshuesadas (muslos, contras o pechugas).
  • Un limón grande.
  • Chalotas.
  • Un pimiento rojo.
  • Un diente de ajo.
  • Vino blanco.
  • Caldo de pollo.
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • Orégano.
  • Sal y pimienta.

ELABORACIÓN
  • Precalentar el horno a 180º C.
  • Cortar los extremos del limón y la mitad en rodajas finas. Reservar el resto.
  • Caramelizar las rodajas de limón. Para ello, poner dos cucharadas de aceite en una sartén y freír las rodajas por ambos lados, hasta que empiecen a dorarse. Añadir entonces una o dos cucharadas de limón por encima. Sacarlas y reservar.
  • Salpimentar el pollo, añadir una cucharada mas de aceite a la sartén y dorar las piezas de carne por todas sus partes. Reservar.
  • Pelar las chalotas y separar en gajos. Cortar el pimiento en juliana. Pelar y picar el diente de ajo. Utilizando la misma sartén, a la que añadiremos el aceite necesario, sofreímos los tres ingredientes.
  • Cuando la cebolla y el pimiento, comiencen a ablandarse, añadir medio vaso de vino, cocinar un poco y un vaso de caldo que tendremos caliente. Dejamos cocinando y que se reduzca un poco.
  • Preparar una fuente de horno. Colocar en el fondo las rodajas de limón caramelizadas. Espolvorear un poco de orégano. Colocar encima las piezas de pollo. Bañar todo con el último sofrito. Volver a espolvorear orégano, salpimentar y disponer el limón restante troceado entre las piezas de pollo. 
  • Regar ligeramente con aceite y hornear al menos durante 30 minutos.