jueves, 11 de febrero de 2016

Blanqueta de salmón y puerros





La Blanqueta, es una forma de cocinar carnes y pescados. Para ello, se utiliza la técnica del caldo corto y se hace una salsa con harina y mantequilla (roux).
Con origen en la cocina francesa (Blanquette), da una untuosidad especial a los platos.





INGREDIENTES


  • Cuatro lomos de salmón.
  • Cuatro puerros.
  • Mantequilla.
  • Harina.
  • Vino blanco.
  • Una rama de apio.
  • Una cebolla.
  • Dos zanahorias.
  • Un limón.
  • Leche evaporada.
  • Queso rallado.
  • Sal y Pimienta.


ELABORACIÓN

  • El día antes de hacer la receta, preparamos un caldo corto. En una cazuela, hacemos hervir la cebolla, el apio, las zanahorias, las hierbas aromáticas que elijamos y un poco de sal. Hervimos durante 10 minutos, colamos, dejamos que se atempere y guardamos en la nevera.
  • Los lomos de salmón, si es fresco los pediremos desespinados, pero con piel.
  • Calentamos el caldo, dejándolo con un hervor incipiente. Sumergimos el salmón durante diez minutos.
  • Mientras se cuece el salmón, lavamos, pelamos y troceamos los puerros.
  • Sacamos el salmón, escurrimos y le quitamos la piel . Reservamos en una fuente.
  • Colamos el caldo de cocinar el pescado y reservamos un vaso. El resto, lo podemos utilizar para otras preparaciones  o para una sopa.
  • Calentamos en una cazuela una cucharada de mantequilla y pochamos el puerro, sin dejar que se queme, Cuando esté bien cocido, apagamos el fuego y reservamos tapado.
  • Para preparar la salsa, fundimos en una cazuela grande una cucharada de mantequilla  añadimos dos cucharadas de harina moviendo para que no se nos queme la harina. Cuando empiece a hervir, añadir un vaso del caldo corto reservado, un poco de vino blanco, el jugo de medio limón, un vaso de leche evaporada, dos cucharadas de queso rallado, sal y pimienta. Iremos añadiendo los ingredientes uno tras otro y siempre procurando que no se formen grumos y con el fuego bajo.
  • Cuando la salsa esté acabada de hacer, incorporamos el puerro reservado y el salmón previamente troceado. Removemos suavemente para que se integren los sabores.
  • Se puede presentar decorado con el medio limón no utilizado en rodajas.