lunes, 28 de diciembre de 2015

Albóndigas de Sepia y Carne






Anteriormente, habíamos visto la receta de Sepia con Albóndigas al Vino Tinto. Hoy cocinamos unas albóndigas mixtas de carne y pescado. El sabor predominante, es el de mar por la utilización del hígado de la sepia, la textura es la de unas albóndigas de carne.
Para acompañarlas, un arroz blanco o una pasta larga.




INGREDIENTES

  • Dos sepias.
  • 400 g. De carne picada (300 de ternera +100 de cerdo).
  • Dos dientes de ajo. 
  • Un huevo.
  • Perejil
  • Una cebolla.
  • Una zanahoria.
  • Una rama de apio.
  • Caldo de pescado.
  • Laurel.
  • Pimienta en grano.
  • Pan del día anterior.
  • Pan rallado.
  • Vino blanco..
  • Un vaso de leche.
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • Sal y pimienta blanca



ELABORACIÓN

  • En primer lugar, limpiamos la sepia y la troceamos. Reservamos el hígado de la sepia. Ponemos en remojo con leche unas rodajas de pan.
  • Con un procesador de alimentos, trituramos la sepia junto con el pan escurrido que vamos añadiendo poco a poco.Añadimos también un diente de ajo. No nos debe quedar muy finamente triturado. Reservar.
  • En un bol, ponemos la carne picada, un huevo y un diente de ajo picado. Picamos un poco de perejil, salpimentamos y mezclamos bien. Incorporamos la sepia triturada y hacemos una mezcla homogénea. Pasamos el bol a la nevera cubierto con papel film.
  • Picamos fino la cebolla, la zanahoria y el apio.
  • Preparamos un caldo de pescado. Puede hacerse con concentrado.
  • Para preparar la salsa, pochamos en una cazuela grande la cebolla, zanahoria y apio con un poco de aceite. Salpimentamos. Cuando empiece a transparentar la cebolla, añadimos el vino blanco. Subimos el fuego para que se evapore el alcohol. 
  • Finalmente , agregamos unas bolas de pimienta, una hoja de laurel, el hígado de la sepia y el caldo de pescado. Dejamos que se cocine a fuego lento durante quince minutos.
  • Entretanto, recuperamos de la nevera la mezcla de carne y sepia. Con las manos mojadas, para que no se nos pegue, vamos formando bolas que pasaremos por harina y sellaremos en una sartén con aceite.
  • Cuando las tengamos todas hechas, las pasamos a la salsa y dejamos que se acaben de cocinar.
  • Con veinte minutos de cocción, conseguiremos unas albóndigas tiernas en una salsa que habrá espesado en el proceso.