miércoles, 3 de diciembre de 2014

Sopa de Cebolla con Champiñones


Aunque el invierno se viene resistiendo a entrar, una sopa de cebolla ya viene apeteciendo.
En esta ocasión, la acompañamos con champiñones y damos un toque final de queso gorgonzola.
A pesar de ser de elaboración algo laboriosa, luego se agradece el esfuerzo,



INGREDIENTES



  • Cinco cebollas
  • 100 g. de champiñon.
  • 4 dientes de ajo.
  • Tomillo.
  • Vino blanco.
  • Caldo de pollo.
  • Caldo de ternera.
  • Queso Gruyere.
  • Queso Gorgonzola.
  • Pan de molde.
  • Tomillo.
  • Sal y Pimienta.
ELABORACIÓN

  • Cortar la cebolla en juliana y, en una olla grande, calentar la cucharada de aceite y saltearla durante 15 minutos revolviendo con frecuencia. Reducir el fuego y seguir cocinando hasta que empiece a tomar tonos dorados.
  • Mientras se va haciendo la cebolla, limpiaremos, sin mojar, los champiñones y los trocearemos para añadirlos a la cebolla, junto con el ajo fileteado y un toque de tomillo, y cocinar diez minutos más.
  • Añadimos un vaso de vino y subimos el fuego para que evapore, aprovechando para rascar el fondo de la cazuela (con cuchara de madera) para incorporar a la mezcla lo que se haya podido pegar.
  • Incorporamos entonces los caldos de pollo y ternera en cantidad suficiente según los comensales y llevamos a ebullición.
  • Bajamos el fuego y dejamos que hierva a fuego lento durante 45 minutos. Probar y salpimentar.
  • Tostamos una rebanada de pan de molde por cada comensal (nosotros utilizamos integral).
  • Con el pan aún caliente, colocamos sobre él una cucharadita de gruyere rallado y otra de gorgonzola y un toque de tomillo, dejando que se derrita un poco.
  • Servimos la sopa en tazones y cubrimos con las rebanadas de pan.