martes, 28 de febrero de 2012

Albóndigas de Pollo Rellenas de Mozzarella


Un plato de los que se pueden hacer en dos tiempos. Primero se preparan las albóndigas y se sofríen y poco antes de sentarse a la mesa, las calentamos con el tomate que también teníamos preparado.
Podemos hacer variaciones en el tipo de carne, o en las especias. Podemos hacerlas mas picantes. Adaptar la receta a nuestro gusto.




INGREDIENTES



  • 600 g. de pechuga de pollo.
  • Una cebolla.
  • Una cucharada de cúrcuma.
  • Una cucharada de mostaza.
  • Pan rallado.
  • Un huevo.
  • Perejil.
  • Aceite de oliva.
  • Sal y pimienta.
  • Dos bolas de queso Mozzarella.
  • Salsa de tomate.
ELABORACIÓN
  • Pedir al carnicero que nos pique las pechugas. (en algunos sitios no está permitido desde la gripe aviar, pero lo venden envasado (?) )
  • Pelar y rallar la cebolla. Reservar.
  • En un bol, mezclar la pechuga picada, la cebolla rallada, la cúrcuma, el huevo, el perejil picado, la sal y la pimienta. Mezclar con las manos. Configurar la textura deseada añadiendo poco a poco pan rallado. La mezcla resultante, no debe quedar pegajosa.
  • Cortar la mozarella en cubos de 1x1 cm. Reservar.
  • Formar las albóndigas colocando en la palma de la mano un poco de masa de carne, sobre ella un cubo de queso y cerrar dando forma. Reservarlas en un plato.
  • Calentar aceite en una sartén, dorar las albóndigas e irlas pasando a un plato con papel de cocina para que escurran.
  • Preparar una salsa de tomate (natural o de bote). 
  • Acabar de cocinar las albóndigas durante 10/15 minutos, a fuego lento, en la salsa de tomate.
  • Servir acompañado de arroz, pasta o verdura.