domingo, 6 de noviembre de 2011

Quiche de espinacas y queso fresco.

Como entrada de una comida, una quiche o empanada, siempre es agradable.
La complicación que antes podía representar elaborar la masa, se ha eliminado con la utilización de las que ahora se encuentran en las estanterías de los supermercados.
INGREDIENTES
  • 500 g de espinacas frescas.
  • 300 g. de champiñones.
  • 250 g. de queso fresco.
  • 40 g. de queso parmesano rallado.
  • una cebolla.
  • Un diente de ajo.
  • una cucharada de mezcla de perejil, albahaca y estragón picados.
  • Dos planchas de masa (hojaldre o sablé)
  • Un huevo.
  • Aceite de oliva.
  • Sal y pimienta.
ELABORACIÓN
  • Precalentar el horno a 180º.
  • Lavar las espinacas, cortarles los tallos mas gordos y trocear el resto. Escurrir y reservar.
  • En una sartén grande, sofreír en aceite y mantequilla (1/2 cucharada de cada) a fuego lento,  la cebolla cortada en rodajas y el diente de ajo picado. Cuando empiece a dorarse la cebolla añadir las espinacas y los champiñones que habremos cortado en lonchas finas. Remover  con la cuchara de madera.
  • Cuando las espinacas se hayan reducido a la mitad, retirar del fuego y añadir el queso fresco troceado, las especias y el queso rallado.Remover para homogeneizar la mezcla. Salpimentar.
  • Preparar un molde bajo que forraremos con papel de horno o engrasaremos con aceite o mantequilla.
  • Colocamos la masa en el molde, recortando los excesos del borde, pinchando el fondo con un tenedor. ponemos con cuidado la mezcla de espinacas en el  molde y cubrimos con otra pieza de masa, cerrando los bordes y eliminando lo que sobre. Pinchamos ligeramente la masa y pincelamos con huevo batido.
ATAJOS
  • Se puede elegir un sustituto de la espinaca (acelga, acedera).
  • Se puede añadir crema de leche (nata de cocinar a la mezcla)