domingo, 18 de septiembre de 2011

Higado encebollado.


El hígado, como el resto de las vísceras, pertenece al grupo llamado de "casquería". Aunque a muchas personas, les produzca aversión, la cocina de casquería, resulta muy sabrosa y los resultados que se obtienen cocinando riñones, hígado, sesos o lengua, son excelentes.
El hígado encebollado, es muy popular en Asturias.
INGREDIENTES
  • 8oo g, de hígado.
  • Una cebolla
  • 2 dientes de ajo.
  • una cucharadita de pimentón.
  • una cucharadita de harina.
  • un vaso de vino blanco o seco.
ELABORACIÓN
  • Pelamos y troceamos la cebolla. Pelamos el ajo y lo picamos. Sofreimos en una cazuela con un poco de aceite y sal.
  • Cuando empiece a transparentar la cebolla, añadimos el hígado al que habremos limpiado de impurezas y cortado en dados. Removemos suavemente.
  • Cuando esté hecho por fuera el hígado, añadimos el pimentón., la harina y el vino blanco. 
  • Añadimos un poco de agua y dejamos cociendo durante 20 minutos.
ATAJOS
  • El hígado, puede ser de ternera, cerdo o cordero.
  • Si dejamos cocer en exceso, el hígado se endurece.
  • Podemos cambiar, atendiendo a su origen, el vino por sidra.
  • Podemos elegir entre pimentón dulce o picante.
  • Le acompañan perfectamente unas patatas fritas en dados o un arroz blanco.