miércoles, 13 de julio de 2011

Espinacas con requesón de cabra

La cuestión es que nos había gustado una receta de Torta di Ricotta. Se trataba de una especie de Quiche, con masa quebrada y cubierta también con masa quebrada. El relleno, eran espinacas y queso ricotta.
En un principio, se quiso cambiar la ricotta por requesón y cuando fuimos a comprar, solo había de cabra.
Luego, se nos echó la hora encima y olvidamos lo de la masa para hacer lo que dice el nombre de la receta. Resultó una buena entrada.

INGREDIENTES
  • 1Kg. de espinacas (naturales o congeladas)
  • 500 g. (2 tarrinas) de requesón de cabra.
  • 1 brick pequeño de nata.
  • Sal, pimienta y aceite de oliva.
  • Queso parmesano rallado.
ELABORACIÓN
  • En primer lugar, hervimos las espinacas. Si son congeladas, siguiendo las instrucciones de la bolsa. si son naturales, hay que lavarlas y limpiarlas bien, trocearlas y hervir con sal.
  • Una vez hervidas, pasar a un colador y escurrirlas bien de agua.
  • Precalentamos el horno a 180º.
  • En una sartén, sofreímos las espinacas con el ajo triturado. Después de dar unas vueltas, añadimos el requesón que previamente habremos cortado en trozos pequeños y con una cuchara de madera, removemos para distribuirlo entre las espinacas.
  • Pasados cuatro minutos, salpimentamos y añadimos un poco de orégano.
  • Lo pasamos todo a una fuente de horno, colocando repartidos los tomates cherry partidos por mitades y espolvoreamos con el parmesano.
  • Introducimos en el horno con el gratinador y dejamos hasta que la superficie este tostada.