viernes, 15 de julio de 2011

Carpaccio de remolacha con rúcula y queso de cabra

Una fresca ensalada de verano, muy fácil de realizar y en la que el toque del corte de la remolacha, la distingue del resto.




INGREDIENTES

  • 4 remolachas pequeñas
  • rúcula.
  • una barra de queso de cabra.
  • 2 endivias.
  • Tomates Cherry.
  • Aceite, vinagre, sal y pimienta.
ELABORACIÓN
  • Cortar con la mandolina la remolacha en las rodajas lo mas finas posible. Colocarlas en un plato con sal y un poco de vinagre y pasarlas unos minutos a la nevera.
  • Deshojar la endivia y lavarla junto con la rúcula. Centrifugarla o secarla.
  • Presentar en una fuente o en platos individuales, colocando primero la remolacha, sobre ella colocar las hojas de endivia y la rúcula, junto con los tomates, procurando que quede decorativo.
  • Verter encima distribuyéndolo un aliño de aceite, vinagre, sal y pimienta.
  • Cortar las rodajas que se desee de queso de cabra y colocar encima.
  • Decorar si se desea con Glassa (reducción de vinagre de Módena)
ATAJOS
  • Para evitar manchas de difícil eliminación al manejar las remolachas, es conveniente utilizar guante. Son perfectos los desechables que facilitan en las gasolineras de autoservicio. También los venden en droguerías y ferreterías.
  • Se ha utilizado remolacha al vacío precocida, una bolsa de rúcula, un blister de tomates. Casi nos la dan hecha.