lunes, 19 de febrero de 2018

Espaguetis con berenjena y atún




La "pasta a la Norma" que aparece en las cartas de los restaurantes italianos, es una receta siciliana en la que se combina pasta (larga o corta) con una salsa de tomate y berenjena. El nombre es homenaje al compositor Bellini y a su ópera más famosa.
Con base en esa receta y añadiendo atún y queso mozarella presentamos esta variación.

FUENTE: Memorie di Angelina






INGREDIENTES

  • 100 g. de pasta (corta o larga) por comensal.
  • Una berenjena.
  • Un puerro.
  • Dos dientes de ajo.
  • Dos tomates.
  • Una lata de atún en aceite de oliva.
  • Una bola de queso mozarella.
  • Albahaca fresca.
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • Azucar.
  • Sal y pimienta.

PREPARACIÓN (Mise en place)
  • Cortamos la berenjena en rodajas prescindiendo de los extremos. Colocamos las rodajas en un escurridor y las espolvoreamos con sal gruesa. Así las tendremos durante al menos media hora. Después las lavamos para quitar la sal y las secamos con papel de cocina.
  • Escaldamos los tomates para pelarlos. Pelamos, despepitamos y troceamos.
  • Pelamos y picamos el puerro y ajo.

ELABORACIÓN
  • Calentamos aceite en una sartén y freímos las rodajas de berenjena por ambos lados. Reservamos en un plato con papel absorbente.
  • En una cazuela grande, ponemos una cucharada de aceite y pochamos puerro y ajo a fuego lento y tapado con un poco de sal. Cuando comience a transparentar, añadimos el tomate y subimos el fuego para que se elimine el agua. Añadimos albahaca picada y salpimentamos. Por precaución, podemos añadir una cucharadita de azúcar.
  • Mientras se hace el tomate, cortamos las rodajas de berenjena (guardando algunas para decoración) así como el queso en cuadraditos.
  • Ponemos a hervir abundante agua, salamos cuando comience la ebullición y cocemos la pasta según las instrucciones del fabricante o nuestro gusto.
  • Una vez frito el tomate, retiramos del fuego e incorporamos la berenjena cortada y la mitad del queso. Mezclamos todo bien.
  • Escurrimos la pasta hervida y la incorporamos a la cazuela de la salsa. Mezclamos bien y controlamos que no quede seca añadiendo agua de su cocción si fuera necesario.
  • Pasamos a una fuente para presentar a la mesa añadiendo el queso restante y las rodajas reservadas de berenjena.