jueves, 10 de agosto de 2017

Pollo en salsa de almendras



La carne de pollo resulta económica, con  poca grasa (sobre todo si se retira la piel) y un aporte suficiente de proteínas.
Presente en todas las cocinas del mundo, existen muchas formas de cocinarla.
Al ser una carne blanca y de reducido sabor, es necesario encontrar acompañamientos que aporten ese sabor y color de que carece.
Aquí lo intentamos conseguir con la almendra como ingrediente principal



FUENTE: www.polloensalsa.net




INGREDIENTES
  • Tres pechugas de pollo.
  • 75 g. de almendra cruda pelada.
  • Una cebolla.
  • Un diente de ajo.
  • Una zanahoria.
  • Vino blanco
  • Pan del día anterior.
  • Tomate concentrado (o tomate frito)
  • Concentrado de caldo de pollo.
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • Cúrcuma
  • Sal y pimienta.

ELABORACIÓN
  • Limpiamos las pechugas de grasas y telillas y las troceamos en cubos. Salpimentamos y doramos en la cazuela que vayamos a utilizar con dos cucharadas de aceite. Reservamos.
  • Picamos ajo, zanahoria y cebolla y las pochamos en la misma cazuela. Cuando estén casi a punto, añadimos las almendras enteras y damos unas vueltas.
  • Pasamos el contenido de la cazuela al vaso de la batidora y trituramos de forma que se noten los trocitos de almendra.
  • Incorporamos la mezcla de nuevo a la cazuela, añadimos un vaso de vino blanco y rascamos el fondo de la cazuela con una cuchara de madera para incorporar los restos adheridos de pollo.
  • Añadimos el pan, al que previamente habremos quitado la corteza y troceado. Añadimos también una cucharadita de cúrcuma (o colorante), el concentrado de pollo  y el tomate.
  • Completamos con un poco de agua que apenas cubra el guiso, removemos  y dejamos cocinar a fuego lento hasta que el pollo esté a nuestro gusto.