martes, 15 de septiembre de 2015

Cordero con Tomate



Habitualmente cocinamos el cordero al horno o, en algún caso, lo freímos.
Para hacerlo guisado con tomate, lo hemos cocido previamente con vinagre.
Es un plato de lenta elaboración, pero de los que se cocina solo, sin requerir nuestra atención. Y el resultado compensa.




INGREDIENTES

  • Una paletilla de cordero.
  • 100 ml de vinagre de vino blanco.
  • Un bote de tomate entero pelado.
  • Dos diente de ajo.
  • Romero.
  • Dos hojas de laurel.
  • Un vaso de vino blanco.
  • Sal y pimienta.

ELABORACIÓN

  • Pedimos al carnicero que nos deshuese y trocee la paletilla en pedazos de bocado,
  • Ponemos un litro de agua, el vinagre y una ramita de romero en una cazuela y lo llevamos a ebullición. Colocamos los trozos de cordero y lo cocemos durante diez minutos. Sacamos y reservamos.
  • Picamos el ajo con otra ramita de romero. Reservamos.
  • Calentamos tres cucharadas de  aceite en la cazuela en que vayamos a guisar y doramos los dados de carne de cordero por todos los lados. Añadimos el ajo y romero picados y rehogamos conjuntamente. Salpimentamos.
  • Añadimos a la cazuela los tomates enteros escurridos de su jugo, las hojas de laurel y el vino blanco.
  • Subimos el fuego para que hierva y lo bajamos para dejarlo cociendo a fuego lento y tapado hora y media. Remover de vez en cuando.
  •  Diez minutos antes de dejar de cocinar, destapar la cazuela para que espese la salsa.
  • Probar el punto antes de servir y rectificar si es necesario de sal, azúcar y pimienta.
  • Servir acompañado de arroz blanco o patatas fritas.