viernes, 23 de mayo de 2014

Bacalao Confitado con Tomate


En la pescadería, había bacalao fresco. Lo compramos para hacer una comida sencilla y que no requiriera mucha preparación. También compramos unos tomates con que acompañarlo. En lugar de lomos, pedimos que lo cortaran en  rodajas.


INGREDIENTES

  • Bacalao fresco en rodajas. 
  • Un Kilo de tomates maduros,
  • Una cebolla. Un puerro.
  • Tres dientes de ajo.
  • Un bote pequeño de pimientos.
  • Aceite de oliva.
ELABORACIÓN
  • En primer lugar, procedemos a confitar el bacalao. Para ello, ponemos un dedo de aceite en la cazuela  y laminamos tres dientes de ajo que vamos a freir a fuego lento para que aromaticen el aceite. Cuando empiecen a tomar color dorado, los sacamos y reservamos.
  • En el aceite, colocamos las rodajas de bacalao que, a fuego muy lento, hacemos un minuto por cada lado. Una vez hechas, las pasamos a un plato con papel de cocina.
  • Dejamos en la cazuela un poco de aceite y el resto, lo guardamos para otras posteriores utilizaciones, colocándolo en un recipiente con los ajos fritos reservados.
  • Ahora, haremos la salsa de tomate comenzando por pochar en la misma cazuela cebolla y puerro bien picados con un poco de sal. Mientras, escaldamos los tomates y los despepitamos y partimos en pequeños trozos,  que incorporamos a la cebolla pochada.
  • Cuando esté hecha la salsa de tomate, volvemos a incorporar el bacalao reservado junto con los pimientos troceados. Dejamos que se cocine durante un par de minutos moviendo la cazuela, no el contenido.
  • Apagamos el fuego, tapamos y dejamos reposar.