miércoles, 18 de diciembre de 2013

Arroz Caldoso de Pollo

En el Mediterráneo español, distinguimos entre los arroces en su terminación.
Así, hablamos de seco, meloso y caldoso.
Todos tiene sus problemas de acabado. Puede estar pasado, o abierto o entero o incluso crudo.
El caldoso, puede acabar siendo una sopa o acercarse mucho al meloso.
También el meloso, que se sigue cocinando en el recipiente después de retirarlo del fuego, puede convertirse en "gachoso".
Hay un refrán muy cierto: "el arroz, no espera. Hay que esperarlo"

Receta elaborada por Manuela Albiñana

INGREDIENTES

  • Medio pollo troceado.
  • Un pimiento rojo.
  • Tres o cuatro alcachofas.
  • 1/4 kg. de judías verdes.
  • Un tomate maduro.
  • Dos dientes de ajo.
  • Arroz.
  • Colorante.
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • Sal.
ELABORACIÓN
  • En la cazuela en que vayamos a cocinar, calentamos dos cucharadas de aceite y sofreimos ligeramente el pollo. Reservamos.
  • En el mismo aceite, sofreímos la verdura limpia y troceada. Reservamos.
  • A continuación calentamos agua en otra olla. Calculamos cuatro veces la medida de arroz que vayamos a utilizar. Normalmente, es un puñadito de arroz por persona, hay quien mide en tazas de café y hay quien lo hace, según su experiencia, "a ojo".
  • Rallamos el tomate y lo sofreímos en la cazuela junto con dos dientes de ajo picados. Cuando nos parezca que ya está bien sofrito, incorporamos el pollo y el agua caliente, dejando que hierva veinte minutos.
  • A continuación, volvemos a colocar la verdura que teníamos reservada, el colorante y rectificamos de sal.
  • Damos una vuelta a todo y agregamos el arroz que teníamos medido en un plato.
  • Dejamos que hierva quince minutos a fuego lento.