sábado, 15 de junio de 2013

Pechugas de Pollo a la Mostaza y Queso


Pechugas de pollo, rebozadas en mostaza y horneadas con queso.
Una manera de hacerlas diferentes y más atractivas.
En función del queso elegido, potenciaremos mas o menos el plato.



INGREDIENTES

  • Pechugas de pollo.
  • Mostaza de Dijon.
  • Mostaza a la antigua.
  • Un huevo.
  • Zumo de limón.
  • Pan rallado.
  • Mantequilla.
  • Queso ( Brie o Camembert)
  • Miel.
  • Pimienta negra molida.
  • Mantequilla.
ELABORACIÓN
  • Mezclar en un bol una cucharada de mostaza de Dijon, un huevo batido, una cucharada de zumo de limón y pimienta molida.
  • Sumergir las pechugas (cortadas en mitades o en filetes) en la mezcla anterior y rebozarlas en el pan rallado. Reservar.
  • Derretir la mantequilla en una sartén y freir, a fuego medio, las pechugas hasta que se doren.
  • Forrar con papel de hornear una placa de horno  e ir colocando en ella las pechugas una vez fritas.
  • Cubrir las pechugas con el queso elegido e introducir la bandeja en el horno precalentado a 180º durante diez minutos o hasta que el queso se funda  y el pollo quede bien cocido.
  • Presentar a la mesa napadas  con una salsa que realizamos con miel, mostaza de Dijon y mostaza a la Antigua.