martes, 19 de abril de 2011

Guisado de raya

Durante los meses de marzo a junio, es la temporada de la raya. Un pescado blanco, con menos de un 1% de grasa, no tiene mucho contenido proteínico pero si de gran valor por contener todos los aminoacidos esenciales. También aporta vitaminas y minerales. No tiene espinas sino cartílagos, su carne es algo gelatinosa de textura. La parte comestible, son las aletas. Vamos a probarla cocinada de forma sencilla y tradicional.




INGREDIENTES
  • 700 g. de raya.
  • 4 patatas.
  • 1 cebolla grande
  • 1/2 pimiento verde.
  • 2 tomates maduros.
  • aceite de oliva.
  • 1 ñora.
  • 1 vaso de vino de Jerez.
  • perejil, pimienta y sal.
ELABORACION
  • En la cazuela donde vayamos a cocinar, ponemos aceite a calentar y sofreímos la ñora. Mientras, en el mismo aceite, iremos pasando la raya que tendremos troceada. No hay que freírla, solo darle un poco de calor y que quede un poco dorada. Cuidar que no se pegue al fondo. Sacar y reservar. La ñora la sacaremos cuando este tostada.
  • Como el pescado habrá absorbido aceite, añadimos un poco mas y ponemos a sofreír la cebolla cortada en juliana y el ajo picado con un poco de sal. Cuando empiecen a dorar, ponemos el pimiento troceado dejando que coja algo de color.
  • Es entonces cuando se añaden las patatas peladas y troceadas, removemos y añadimos el vino, subiendo un poco el fuego para que evapore el alcohol. Añadimos entonces agua hasta cubrir las patatas y tapamos.
  • Majamos en el mortero la ñora sin pepitas con un poco de perejil, sal y aceite. Pelamos y troceamos los tomates añadiéndolos junto con el majado al guiso. Removemos y comprobamos el punto de sal.
  • Seguimos cocinando tapado y a fuego lento, añadiendo el pescado diez minutos antes del final de la cocción estimada, en funcion del punto deseado de las patatas.
  • Si quedara espeso, añadir agua y remover.