martes, 7 de noviembre de 2017

Caldereta de bonito con langostinos y mejillones.






En una visita al Mercado Central, elegimos medio bonito, unos langostinos y unos mejillones.
Aunque en un principio, no había intención de cocinarlo junto, acabamos haciendo una sencilla caldereta. Utilizamos la espina del bonito para hacer un caldo corto de pescado.







INGREDIENTES 

  • 750 g. de bonito.
  • Media docena de langostinos.
  • Media docena de mejillones.
  • Dos patatas.
  • Una cebolla.
  • Un diente de ajo.
  • Un pimiento rojo.
  • Dos tomates.
  • Una guindilla.
  • Harina.
  • Vino blanco.
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • Sal y pimienta.


ELABORACIÓN 
  • Pedimos al pescadero que nos reserve la espina y la cabeza del pescado y nos trocee el lomo del bonito.
  • Preparamos un caldo de pescado con espina, cabeza, media cebolla y un tomate. Hervimos a fuego lento.
  • Picamos la  cebolla, el ajo  y el pimiento. Pelamos las patatas, las chascamos y las dejamos en remojo. Rallamos los tomates.
  • En el recipiente en que vayamos a cocinar, calentamos dos cucharadas de aceite y sellamos los trozos de bonito previamente pasados por harina. Reservamos.
  • Rehogamos la cebolla y el ajo en el mismo aceite (si no estuviera muy negro y reponiendo si hiciera falta) y al poco tiempo, incorporamos el pimiento. Dejamos cocinar.
  • Finalmente, incorporamos las patatas, el tomate rallado y la guindilla, dando unas vueltas mezclando bien todo.
  • Agregamos un vaso de vino y subimos el fuego para que evapore el alcohol.
  • Añadimos el caldo de pescado colado de forma que apenas cubra los ingredientes. Bajamos el fuego hasta que el guiso quede barboteando.
  • Es el momento de probar el caldo y salpimentar a nuestro gusto.
  • Cuando las patatas estén bien cocidas, incorporamos el bonito y cocinamos apenas cinco minutos más.
  • Finalmente, colocamos langostinos y mejillones, apagamos el fuego y tapamos el recipiente. Con el calor residual, se acabarán de hacer.