lunes, 9 de mayo de 2016

Tallarines con alcachofas




Habitualmente, las alcachofas  tienen dos temporadas: otoño/invierno y primavera. Este año, por aquello de la climatología, se han confundido las dos con lo que estamos disfrutando de una sola y larga temporada. Además con la ventaja de que apenas han habido heladas.
Esta receta, consigue sacar todo el sabor de la alcachofa al hervirla primero, freirla después y utilizar el agua de cocción.                                                                                                                                         




FUENTE:  Epicurious



INGREDIENTES


  • Tallarines (100 g./pers.)
  • Alcachofas (2 un/pers.)
  • Una cebolla grande.
  • Un limón.
  • Vino blanco.
  • Concentrado de caldo de ave.
  • Cilantro (o perejil).
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • Parmesano rallado.
  • Sal y pimienta.


ELABORACIÓN


  • Picamos la cebolla y reservamos. Limpiamos las alcachofas, dejando el corazón y las vamos pasando a una cazuela en la que hemos puesto a hervir agua con sal y perejil. En dos o tres minutos, las sacamos escurrimos de agua y reservamos. Guardamos el agua de hervir las alcachofas.
  • Calentamos dos cucharadas de aceite en una sartén y ponemos a pochar la cebolla picada.  Salpimentamos. Mientras se pocha, rallamos la piel (parte amarilla) de un limón que añadimos a la cebolla.
  • Cuando la cebolla  se haya ablandado, incorporamos las alcachofas partidas en cuartos y rehogamos todo durante unos minutos. Agregamos medio vaso de vino blanco y dejamos que evapore.
  • Añadimos unas cucharaditas de zumo de limón, dos o tres cucharadas del agua reservada de cocer las alcachofas y un cubo de caldo concentrado de ave.
  • Mientras se cocina a fuego lento, hervimos la pasta en una cazuela con abundante agua y sal (nosotros utilizamos la que quedaba de hervir las alcachofas, completando con mas agua).
  • Cuando la pasta esté al dente, la escurrimos en un colador y la mezclamos con la fritada de alcachofas. Añadimos media taza del caldo de cocción, cilantro picado y parmesano rallado . Mezclamos con cuidado.
  • Pasamos a una fuente y presentamos a la mesa con más queso rallado para añadir a voluntad.