jueves, 27 de septiembre de 2012

Pechuga de Pollo al Limón


A quien se le cuente (y no lo ha vivido) que en una época no muy lejana, el pollo era el "manjar" de algunos domingos, no lo va a creer.
De pronto, empezaron a crearse granja de engorde de pollos y con ello, aparecieron los asadores "al ast" en que los pobres pollos, se ensartaban en largos pinchos al mas puro estilo medieval y se sometían al fuego del butano en algo que recordaba a las estufas catalíticas.
De repente, el pollo paso de ser artículo de lujo a una comida normal.
En este blog, ya hay mas de siete entradas con la pechuga como protagonista.
Hoy las hacemos fritas, con una salsa tipo oriental al limón y acompañadas por fideos chinos.

INGREDIENTES

  • Dos pechugas de pollo.
  • Dos huevos.
  • Dos limones.
  • Harina tamizada.
  • Maizena.
  • Aceite de oliva virgen.
  • Vinagre de vino blanco.
  • Azúcar.
  • Sal y pimienta.
  • Fideos Chinos.
ELABORACIÓN
  • Limpiamos bien las pechugas y las colocamos en un recipiente con dos huevos batidos. Las mantenemos una hora con la precaución de darles la vuelta de vez en cuando.
  • Para hacer la salsa, pondremos en un cazo pequeño seis cucharadas de zumo de limón, el resultado de disolver una cucharadita de maizena  en cuatro de agua (fría), dos cucharadas de vinagre y tres de azúcar. Calentamos hasta que rompa a hervir sin dejar de remover con una cuchara de madera, bajar el fuego y dejar que hierva suave durante un minuto. Apagar y reservar.
  • Pasar las pechugas ligeramente escurridas del huevo por harina, de forma que queden bastante cubiertas y freírlas en abundante aceite (suave), hasta que se queden bien doradas y a punto de tostar. Darles vuelta para que se hagan uniformemente. Si se hacen en freidora, estarán hechas cuando salgan a flote.
  • Pasarlas a un plato con papel absorbente y cortarlas con cuchillo muy afilado en rodajas de menos de un cm. sin llegar al final.
  • Pasarlas con cuidado a una fuente, intercalar alguna rodaja de limón en las ranuras y poner un poco de salsa por encima.
  • Preparar a parte los fideos chinos según instrucciones del fabricante. Nosotros los hemos escurrido y frito en la cazuela donde freímos el pollo, con un poco de su aceite.
  • Pasar la salsa restante a una salsera y presentar conjuntamente.