lunes, 16 de junio de 2014

Pechuga de Pavo Rellena de Espinacas


Partiendo de una receta alemana en que se empanan, también con cereales, y luego se fríen unas pechugas de pavo, realizamos un relleno con lo que antes era guarnición. Y en lugar de fritas, al horno.
El proceso es mas largo, pero más sano.


INGREDIENTES

  • Una pechuga de pavo fileteada.
  • 100 g. de cereales.
  • Un manojo de perejil fresco.
  • Harina
  • Un huevo.
  • Una bolsa de espinacas congeladas.
  • Una tarrina de queso Philadelphia (finas hierbas).
  • Aceite de oliva virgen.
  • Sal y pimienta.
ELABORACIÓN
  • Enjuagamos los filetes de pechuga y los secamos con papel de cocina. Salpimentamos y reservamos.
  • Calentamos un cazo con agua y sal y cuando rompa a hervir, introducimos las espinacas y cuando vuelva a hervir, contamos siete minutos. Removemos para que se suelten las espinacas.Escurrimos y reservamos.
  • Ponemos en un cuenco los cereales y los trituramos un poco con la mano del mortero. Los mezclamos con el perejil cortado fino. Reservamos.
  • Ponemos harina en un plato y en otro, batimos un huevo.
  • Aplastamos los filetes con el rodillo de cocina, los enbadurnamos con el queso de hierbas y colocamos encima espinacas que extendemos. Plegamos los filetes sobre si mismos, dejando el queso y las espinacas en el interior. Se pueden asegurar con un palillo, para que no se abran. Reservamos.
  • Pasamos los filetes por harina, huevo batido y la mezcla de cereales y perejil.
  • Los vamos colocando en una placa de horno, cubierta con papel de aluminio y engrasada con un poco de aceite.
  • Horneamos a 180º, dando al final un golpe de gratinador. Yo solo los tuve media hora a media altura, pero depende del horno y del grosor de la carne.
  • Lo acompañé de espaguetis que, después de cocer y colar, puse en un cuenco con un fondo de mantequilla y después de poner algunas bolas más de mantequilla, orégano y albahaca, casqué dos huevos crudos y tapé el cuenco con un plato. Dos minutos después, revolví con dos tenedores y serví.