jueves, 17 de abril de 2014

Risotto con Espárragos Trigueros


Es ésta la tercera vez que aparece un risotto en el blog. Como ya hemos dicho, una forma diferente de comer arroz.
Para ésta ocasión, aprovechamos unos espárragos trigueros, que son los que dan al arroz todo su sabor.
No olvides utilizar un arroz rico en almidón, de la especie japónica (Arborio o Carnaroli)


INGREDIENTES


  • Una medida de arroz por persona (medida=taza de café)
  • Un manojo de espárragos trigueros.
  • Dos pastillas de caldo de verduras.
  • Una cucharada de mantequilla.
  • Una cebolla mediana.
  • Vino blanco.
  • Queso Parmesano.
  • Sal y pimienta.
ELABORACIÓN
  • Hacer un caldo de verduras disolviendo las pastillas en una cazuela con agua.
  • Lavar y partir los espárragos y añadirlos al caldo. Cocerlos un poco y retirarlos con una espumadera  para que no pierdan su color. Reservar con un poco de caldo.
  • Reservar las puntas de los espárragos para decorar el plato final.
  • Colocar el resto de los espárragos en el vaso de la batidora con un poco de caldo y triturar hasta hacer un puré. Reservar.
  • Pelar y picar la cebolla muy fina y ponerla a pochar en la cazuela en que vayamos a cocinar el arroz con la mantequilla y un poco de sal.
  • Cuando la cebolla esté transparente, echar el arroz y remover con una cuchara de madera, rehogando todo el arroz por igual.
  • Una vez rehogado el arroz, agregar un vaso de vino y dejar que se evapore.
  • A partir de aquí, todo consiste en ir agregando al arroz cucharones del caldo (que habremos mantenido caliente) y removiendo para que no se nos pegue, hasta que lo absorba. 
  • Así, repetiremos el proceso hasta conseguir el punto de arroz deseado, que debe ser "al dente".
  • Cuando veamos que el arroz esté casi a punto, es el momento de añadir el puré de espárragos, dar unas vueltas para que se mezcle bien, apagar el fuego y dejar reposar cinco minutos tapado.
  • Finalmente, emplatamos y añadimos el queso rallado y las puntas de espárrago.