jueves, 22 de septiembre de 2011

Cuscús con jamoncitos de pollo con jengibre y naranja

El cocido, la paella, los pucheros, son nuestros platos tradicionales. Cada país tiene sus raices culinarias y en los paises arabes, es el cuscus cuyo ingrediente indispensable, es la sémola de trigo. Como siempre, existen tantas formas como cocineros.
Esta vez lo acompañamos de un pollo a la naranja.
Pero aunque las dos cosas son conocidas, hemos hecho variaciones sobre ellas,  tanto en ingredientes como en la forma de elaborarlos.
INGREDIENTES
  - Para el pollo:
  • Muslos de pollo (calcular 2 por persona).
  • Jengibre frsco.
  • Un puerro.
  • Dos naranjas.
  • Aceite de girasol.
  • Vino blanco
  • Pimientos asados a la leña (morrones o piquillo)
  • Sal y pimienta
- Para el cuscus:
  • Un paquete de cuscus.
  • Concentrado de pollo y verduras.
  • Albahaca.
ELABORACIÓN
   - Jamoncitos de pollo.
  • En una cazuela grande, calentamos tres cucharadas de aceite de girasol. Ponemos el pollo que previamente habremos salpimentado y lo doraremos ligeramente, con la intención de sellarlo y que deje sustancia en el aceite. Reservamos.
  • Tendremos preparado el puerro que habremos picado fino (solo la parte blanca y reservamos la verde), el zumo de una naranja y la piel (sin la parte blanca) que cortaremos en juliana fina.
  • Una vez retirado el pollo, ponemos en la cazuela  el jengibre que rayamos en la misma boca de la cazuela (cantidad equivalente a dos cucharadas) y removemos para que no se pegue. Enseguida, añadimos el puerro y la piel de la naranja. Cocinamos hasta que el puerro empiece a dorarse.
  • Volvemos a incorporar el pollo a la cazuela, junto con el zumo de naranja y una copa de vino.
  • Cocinamos hasta que el pollo, esté tierno.
  • Ya al final, ponemos en el guiso la parte verde del puerro cortada muy fina y los pimientos cortados en tiras finas.
   - El cuscus.
  • La forma habitual de cocinarlo, es en una cuscusera, recipiente especial en que se hace al vapor en la parte superior, mientras en la parte de abajo, se cocina la verdura y/o la carne.
  • Como no es habitual disponer de ese artilugio, hemos procedido de otra forma:
  • Preparamos un cazo con medio litro de caldo (agua + concentrados). Cuando rompa a hervir, añadimos la albahaca y mantenemos muy caliente, casi hirviendo.
  • Ponemos otra cazuela al fuego y ponemos a tostar la semola en la cantidad que deseemos. Damos vueltas para que no se pegue ni apelmace y cuando adquiera un color tostado, escaldamos con el caldo, retiramos del fuego y tapamos durante diez minutos.
  • Pasado ese tiempo, habra absorbido todo el liquido y la volveremos a remover con una cuchara o tenedor de madera (o incluso con las manos), para soltar los granos. Se puede añadir un poco de aceite o mantequilla.
ATAJOS
  • Se puede hacer con pechuga troceada en lugar de los jamoncitos.
  • Aunque no es lo mismo, el jengibre se encuentra en polvo en el anaquel de las especias.
  • La proporción de la sémola/caldo, es 1 a 2. El integral, suele necesitar mas liquido.