domingo, 18 de mayo de 2014

Niño Comiendo Uvas

Joaquin Sorolla

Como es habitual en su pintura, la luminosidad es lo mas llamativo. Además, en esta obra, el modelo está captado en una pose casi de instantánea fotográfica, como si hubiera sido sorprendido. El centro de atención, son sus ojos. El resto se encuentra difuminado.