domingo, 11 de mayo de 2014

Gambas Salteadas con Jengibre

Como aperitivo o como tapa. Para variar un poco las repetidas (y excelentes) gambas al ajillo, una forma un tanto asiática de preparar las gambas.
Se pueden preparar partiendo de frescas, quitando el caparazón y conservando la cabeza (sin bigotes).
En este caso, por motivos de rapidez (y de economía), hemos utilizado gambas congeladas de una marca que ya sabíamos que era de calidad.


INGREDIENTES

  • 400 g. de gambas grandes.
  • Una cebolla tierna.
  • 1/2 cucharadita de jengibre en polvo.
  • 2 dientes de ajo.
  • 2 cucharadas sopera de salsa de soja.
  • 2 Cucharadas sopera de Oporto blanco.
  • Una cucharadita de azúcar.
  • Aceite de Girasol.
  • 10 gotas de aceite de sésamo.
  • Pimienta.
ELABORACIÓN
  • Pelar y picar la cebolla y el ajo. Mezclarlo en un bol con el jengibre, la salsa de soja, el Oporto, el azúcar y un poco de pimiento. Mezclar bien.
  • Añadir las gambas y dejar que maceren durante media hora en la nevera. Mezclar de vez en cuando.
  • Calentar en un wok (o sartén grande) dos cucharadas de aceite de girasol y saltear las gambas previamente escurridas hasta que se doren.
  • Bajar el fuego, añadir el líquido de marinar y dejar que cueza a fuego lento dos minutos.
  • Pasar a una fuente, añadir el aceite de sésamo y servir.