lunes, 7 de abril de 2014

Fusilloni con Salsa de Sepia


Los Fusilloni (hermanos mayores de los Fusilli), son pastas en forma de sacacorchos y textura un tanto áspera que por ello permiten que las salsas que los acompañan se adhieran mejor.
Son pastas de gran tamaño y que por eso requieren que sean de gran calidad.
Las hemos acompañado con una salsa de sepia mezclada con la salsa de tomate que ya teniamos hecha.

INGREDIENTES

  • Un paquete de Fusilloni.
  • Tomate frito. (ver receta)
  • Tres sepias.
  • Una cebolla.
  • Dos dientes de ajo.
  • Una hoja de laurel.
  • Aceite de oliva.
  • Vino blanco.
  • Vermut rojo.
  • Albahaca.
  • Orégano,
  • Parmesano rallado.
  • Sal.
ELABORACIÓN
  • Limpiar la sepia y trocearla. Reservar.
  • Cortar la cebolla en juliana y pelar y picar el ajo. Reservar.
  • Calentar en una cazuela dos cucharadas de aceite de oliva. Colocar la cebolla, el ajo triturado y una hoja de laurel. Rehogar todo bien.
  • Cuando la cebolla empiece a tomar color, añadir medio vaso de vino y medio de vermut. También agregamos las especias picadas.
  • Dejar que se evapore el alcohol y añadir la sepia. Dejar cocinando a fuego lento al menos media hora o hasta que la sepia esté blanda (mejor al dente)
  • Mientras, calentar abundante agua y hervir la pasta siguiendo las instrucciones del fabricante. (en la bolsa, indicaba 16 minutos).
  • Cuando la sepia esté a nuestro gusto, retiramos la hoja de laurel, añadimos el tomate frito y mezclamos bien. Probamos y salpimentamos.
  • Colamos y escurrimos la pasta y la mezclamos en una fuente con la salsa de sepia.
  • Acompañamos con parmesano rallado para que los comensales lo agreguen a su gusto.