jueves, 17 de octubre de 2013

Cordero con Costra de Naranja y Parmesano


Una forma diferente de saborizar el cordero. Primero marinamos en naranja y luego horneamos cubierto por una pasta de naranja y Parmesano que acaban formando una costra crujiente.

INGREDIENTES


  • Chuletas de pierna de cordero deshuesadas.
  • 40 g. de pan rallado.
  • 15 g. de queso parmesano rallado.
  • El zumo y la piel (solo lo naranja) rallada de dos naranjas.
  • 15 g. de almendra rallada.
  • Una cebolla tierna picada fina.
  • Jengibre en polvo.
  • Aceite de oliva,
  • Sal y pimienta.
ELABORACIÓN
  • Precalentar el horno a 220º C.
  • Poner a macerar las chuletas de cordero salpimentadas en el zumo de naranja. Dejar en la nevera al menos media hora.
  • Mezclar el pan rallado, el queso, la piel rallada de naranja, la almendra, la cebolla y la cantidad que deseemos de jengibre y pimienta. Mezclar todo bien con una cuchara.
  • Añadir el aceite de oliva poco a poco, hasta conseguir una consistencia pastosa pero no muy aceitosa.
  • Prepara una fuente de horno con papel de aluminio o sulfurizado. Coloca las chuletas escurridas y cúbrelas con la pasta, apretando un poco con la mano para que quede bien adherida.
  • Mete la bandeja en el horno y cocina hasta que se empiece a tostar la costra. Unos quince minutos.
  • Puedes acompañar con una ensalada.