domingo, 27 de octubre de 2013

Alitas de Pollo con Salsa Teriyaki

Es ésta una receta que gusta a grandes y chicos. Que además, no reviste gran complicación. Que incluso es barata. Y que con una ensalada y unas patatas fritas, nos resuelve una comida.
La salsa teriyaki de ésta ocasión, se ha realizado añadiendo el sabor de la piña tropical.

INGREDIENTES


  • Un kilo de alitas y muslos de pollo.
  • Una lata de piña en su jugo.
  • 120 ml de salsa de soja.
  • 60 ml. de mirin (vino de arroz)
  • 20 g. de jengibre fresco.
  • 2 dientes de ajo.
  • 60 g. de azúcar moreno.
  • Una cucharadita de vinagre de arroz.
  • Una cucharada de aceite de sésamo.
  • Una cucharada de harina de maiz.
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • Harina.
  • Sal y pimienta.
    ALTERNATIVAS.-  En lugar de vino de arroz, vino blanco. En lugar de jengibre fresco, seco molido. En lugar de vinagre de arroz, de manzana. La harina de maíz, puede se maizena.

ELABORACIÓN
  • En primer lugar, elaboramos la salsa y para ella colocamos en el vaso de la batidora la piña escurrida, la salsa de soja, el vinagre de arroz y el aceite de sésamo. Lo trituramos todo hasta que quede homogéneo. Como siempre pueden quedar hebras de la piña, colamos el resultado. Reservamos.
  • En una taza mezclamos la harina de maíz con agua fría  sin que queden grumos.
  • Calentamos en una cazuela la salsa teriyaki y, cuando empiece a hervir, retiramos del fuego y añadimos la harina desleida, agitando con rapidez para que espese. Reservamos.
  • Precalentamos el horno a 200º.
  • Preparamos una bandeja de horno con papel sulfurizado y vamos colocando las alitas previamente salpimentadas y pasadas por aceite de oliva y harina. Sacudir para que no tengan exceso de harina. Las napamos con un poco de salsa teriyaki.
  • Horneamos durante 20 minutos, les damos la vuelta y horneamos otros veinte.
  • Pasamos a una fuente para sacar a la mesa junto con la salsa en un cuenco.