domingo, 26 de mayo de 2013

Pastitsio

Una receta de la cocina griega, que es muy similar a la lasaña (o a la moussaka croata). pero que en lugar de utilizar láminas de pasta, utiliza macarrones o cualquier otra pasta tubular.
Está formado por dos capas de macarrones, entre las cuales  se coloca una especie de salsa boloñesa. Todo ello cubierto con salsa bechamel.
 La pasta, junto al queso, conforman la capa superior.
La segunda capa es de carne picada con salsa de tomate
Finalmente, la capa mas profunda, es una especie de bechamel.

INGREDIENTES

  • 500 g. de macarrones.
  • 500 g. de carne picada (si es cordero es mas tipicamente griega).
  • 500 g. de tomate triturado.
  • Una cebolla.
  • Un diente de ajo.
  • Tres cucharadas de mantequilla.
  • Dos huevos.
  • Parmesano rallado.
  • Un vaso de vino blanco.
  • Salsa Bechamel.
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • Orégano.
  • Sal y Pimienta.
ELABORACIÓN
  • Preparar la salsa de carne, derritiendo una cucharada de mantequilla y un poco de aceite en una sartén y sofriendo la cebolla picada con el diente de ajo triturado.
  • Salpimentar y añadir la carne picada cuando empiece a dorarse la cebolla, rehogar todo bien.
  • Añadir el tomate y el orégano. Dar unas vueltas a todo y añadir el vino y el agua. Dejar que cueza todo destapado, durante al menos media hora, para que evapore líquido y concentre sabores. Reservar.
  • Calentar agua con abundante sal y preparar los macarrones siguiendo las instrucciones del fabricante, pero reduciendo el tiempo en tres minutos. Escurrir y reservar.
  • Precalentar el horno a 200 º C.
  • Preparar una salsa bechamel como habitualmente y añadirle cuando este finalizada los dos huevos batidos. Reservar.
  • Untamos con mantequilla la fuente que vayamos a utilizar (apta para horno) y colocamos una primera capa con la mitad de los macarrones, espolvoreamos con queso y cubrimos con la salsa de carne.
  • Colocamos otra capa de macarrones con mas queso. Cubrimos todo con la salsa bechamel.
  • Finalmente, espolvoreamos de nuevo con queso y horneamos durante al menos treinta minutos, con un golpe final de gratinador.